Nacional

La ola de homicidios a nivel nacional comienza a frenarse

El número de homicidios nacionales se mantuvo sin cambios entre julio y agosto, pero tanto Guanajuato como Michoacán vieron aumentos significativos en la violencia.

homicidios
AP

El número de homicidios nacionales se mantuvo sin cambios entre julio y agosto, pero tanto Guanajuato como Michoacán vieron aumentos significativos en la violencia.

Hubo 3.054 víctimas de homicidio y femicidio en cada uno de julio y agosto, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Las cifras sin cambios para los dos meses son 0.6% más bajas que los 3.074 homicidios registrados en junio.

En total, 23.724 personas fueron asesinadas en los primeros ocho meses del año, un aumento del 3,5% en comparación con el mismo período de 2018, que fue el año más violento desde que el SNSP comenzó a registrar estadísticas comparables en 1997.

Si bien la tasa de homicidios en espiral se ha detenido desde el despliegue nacional de la Guardia Nacional el 30 de junio, la violencia no se ha contenido de manera uniforme en todo el país.

Entre julio y agosto, el número de homicidios disminuyó en 16 estados pero aumentó en 15. La tasa de homicidios no cambió en Nuevo León.

Guanajuato y Michoacán registraron los mayores aumentos de homicidios de un mes al siguiente.

El número de víctimas de asesinato en ambos estados aumentó en un 22% en agosto en comparación con el mes anterior. En Guanajuato, 296 personas perdieron la vida por delitos violentos en agosto en comparación con 242 en julio, mientras que en Michoacán el número de víctimas de homicidio aumentó a 202 de 165.

Jalisco, el estado natal de la organización criminal más poderosa de México, el Cartel de la Nueva Generación de Jalisco, experimentó una reducción del 9% en el número de homicidios entre julio y agosto.

En términos per cápita, Colima fue el estado más violento del país en agosto. El pequeño estado de la costa del Pacífico registró 8,8 homicidios por cada 100.000 habitantes el mes pasado.

Baja California fue el segundo más violento, registrando una tasa per cápita de 7.4, seguido por Chihuahua, donde hubo 5.8 víctimas de homicidio por cada 100,000 habitantes. La tasa nacional de asesinatos per cápita en agosto fue de 2.4.

Las estadísticas de SNSP muestran que el homicidio no es el único delito de alto impacto que aumentó en los primeros ocho meses del año.

El número de secuestros aumentó un 9% a 937 casos en comparación con 860 en el mismo período de 2018, mientras que la extorsión aumentó un 36% a 5.671 investigaciones entre enero y agosto.

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba