Baja California

Olvidan autoridades a deportados mexicanos

Olvidados por todo mundo que centró sus miradas en los migrantes hondureños, casi 300 paisanos deportados acampan en la Plaza de la Constitución

Juan Arturo Salinas/PSN.SI

Tijuana, BC.- Olvidados por todo mundo que centró sus miradas en los migrantes hondureños, casi 300 paisanos que fueron deportados por las autoridades migratorias de Estados Unidos acampan en la Plaza de la Constitución, mejor conocida como el Mapa, en la Zona norte, donde esperan regularizar su situación en su propio país pues muchos de ellos no cuentan con documentos.

Para Mayo García, oriundo de Tamaulipas, haber sido arrojado a Tijuana se tradujo en un infierno patrocinado por la Policía Municipal que lo despojó de toda pertenencia, incluidas las identificaciones de él y de su esposa.

“Vivimos en Los Angeles, donde trabajé durante 3 anos… hacíamos toda clase de piñatas hasta eso nos iba bien pero cuando no conoces las reglas te va mal” explica.

Afirma que fue deportado junto con su esposa a Tijuana una ciudad que no conocía, y relata que “nos fuimos la parque teniente Guerrero y ahí la policía siempre que ve a una persona deportada que anda con maleta o con ropa diferente veo como la policía municipal de Tijuana los detiene pero no para una falta uno la cumple aquí te basculean te quitan tu dinero aquí a mi esposa una mujer policía la dejo totalmente sin ropa”.

“Fuimos a Cabildo a Sindicatura para levantar un reporte nos sacaron un álbum grandotote y si dimos con las personas pero no hicieron nada de ahí para acá en la calle sino cuentos, la Policía te detiene por una toallita como esta para no andar pidiendo dinero aquí la Policía te detiene, si yo la traigo a la vista eres limpia carros y te llevan” relató.

La prueba de que los policías municipales obstaculizan la integración de los deportados a la ciudad y los mantienen lejos de la posibilidad de trabajar, es que no respetan siquiera la credencial que entrega la Dirección de Atención al Migrante a cargo de César Palencia pues para ellos, es un papel más.

“Nos dieron una credencial para identificación pero es ano la respeta la Policía cuando que nos dijeron que es credencial la respeta la policía, De los comedores que te dan como el padre chava pero la policía quiere llenar las paneles porque les piden tanta gente en la 20 sacamos esto, esto no sirve me la tiraron al suelo y nos llevaron por primera vez nunca habíamos pisado una cárcel y esta credencial no vale” indica.

Ahora, Mayo y su esposa Claudia, al igual que casi 300 deportados más, esperan que ciudadanos y autoridades vuelvan los ojos a ellos pues también piden donativos para el refugio del Mapa.

Con información de Juan Arturo Salinas

 

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba