Actualidad

Pareja construye hogares para empleados y refuerza la comunidad

Patricia y Tony Walsh, propietarios de Walsh Color Print and Educate, construyeron hogares para sus empleados, dándoles un sentido de pertenencia.

IMAGEN CORTESIA

IRLANDA.- Gracias a un par de propietarios de negocios con visión de futuro en el condado de Kerry, Irlanda, tres familias se mudarán a viviendas subsidiadas por la compañía.

Patricia y Tony Walsh, propietarios de Walsh Color Print and Educate emplean a casi 120 personas. Patricia explicó que el trabajo que realizan requiere un conjunto de habilidades especializadas.

Dado que no habían podido encontrar suficientes candidatos para puestos de trabajo locales que se ajustaran a los requisitos, una buena parte de su fuerza laboral proviene de otros países europeos.

Desafortunadamente, con las opciones de vivienda limitadas y costosas en el área, muchos empleados simplemente no podían permitirse ahorrar para sus propios lugares mientras pagaban alquileres elevados.

Dos de esos trabajadores de larga data fueron Anna y Marcin Wojs, que han estado con los Walsh desde que emigraron a Irlanda desde Polonia hace 16 años.

Ante la posibilidad de tener que irse a casa a pesar de querer quedarse, llamaron la atención de Patricia y Tony sobre su dilema.

Para la pareja  la respuesta parecía obvia: encontrar una manera de ofrecer una alternativa de vivienda asequible como incentivo para mantener a sus empleados en el redil familiar.

Entonces, en 2017, la pareja solicitó permiso de planificación para construir extensiones de casas sin fines de lucro en terrenos que ya eran propiedad de Walsh Color Print. El sitio de Clonaugh tiene capacidad para 70 unidades, 20 de las cuales se han destinado a los trabajadores de la empresa.

Construidas sin fines de lucro, las casas adjuntas de mil pies cuadrados se venden a los empleados a aproximadamente 30 mil euros por debajo del valor de mercado.

Para compensar los costos, las otras 50 unidades se venderán a su valor total en el mercado abierto.

Con la construcción de tres casas ahora completa, la familia Wojs fue la primera en mudarse a su nuevo hogar y ya han comenzado a decorar los pasillos.

Se espera que los empleados que compraron las dos casas restantes también reciban el año nuevo en sus nuevas casas.

Tony Walsh señaló que habrá un acuerdo informal con los empleados que compren viviendas para permanecer en la empresa durante los siguientes 10 años.

Si bien consideraron que la medida es una forma de garantizar una fuerza laboral estable, también cree que la propiedad de la vivienda será un factor clave para asegurar un futuro estable para sus empleados cuando finalmente se jubilen.

“Mercin, Anna y su familia están encantados”, dijo Tony Walsh a RTÉ News. “Por primera vez en sus vidas poseen algo. Vamos a implementar esto ahora para el resto de nuestro personal y, al final de su tiempo, cuando terminen de trabajar con Walsh Color Print y Educate.ie, pueden cerrar la puerta y decir: ‘somos dueños de esto'”.

Está previsto que la construcción del próximo tramo de viviendas comience el próximo mes.

Según Patricia, proporcionar viviendas asequibles ya está demostrando ser un beneficio laboral que beneficia tanto a los empleadores como a los empleados, y espera de todo corazón que otras empresas irlandesas emulen su ejemplo.

Mientras tanto, Mercin, Anna y sus hijos están agradecidos de estar en casa durante las vacaciones. “Es el mejor regalo de Navidad de todos los tiempos”, dijo Anna. “La sensación ahora es que estamos felices, simplemente felices”.

Con información de Good News Network

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba