El pecado lleva la penitencia

Una verdadera pesadilla han vivido las familias de un fraccionamiento que se derrumba y que han sido dejadas en el abandono.

penitencia
Diseño/PSN.SI
Tamaño

A A A

TIJUANA, Baja California.- Una verdadera pesadilla han vivido las familias de un fraccionamiento que se derrumba y que como en todos los conflictos que debe resolver el Ayuntamiento de Tijuana, han sido dejados en el abandono pues no solo no hay respuesta sino que hasta se dan el lujo de ocultarles información sobre los nombres de los responsables que dieron el visto bueno al uso de suelo pues de acuerdo al dictamen que obra en poder de los vecinos, el fraccionamiento fue construido sobre una falla geológica, una omisión imperdonable y que el gobierno municipal no quiere ver, simulando ceguera.

Se trata del fraccionamiento Valle Sur 2, construida por la empresa Ingeniería en Desarrollo Urbano  o IDU, donde desde febrero pasado 17 familias perdieron su patrimonio de un día para otro, pero  la tragedia se puede extender a 57  casas más y a la fábrica que se encuentra debajo del desarrollo.

Ni la firma IDU, ni la inmobiliaria Promocasa, el propio Infonavit, ni el Ayuntamiento han dado la cara en este caso y cobardemente, ya ni siquiera les contestan las llamadas y en el colmo de la desfachatez, les mienten a los damnificados diciéndoles que no pueden revelar los nombres de quienes firmaron el uso de suelo porque lo prohíbe la ley de protección de datos personales.

Más aún, en Palacio Municipal les negaron el acceso a la documentación que revela los nombres de los funcionarios implicados en este fraude bajo el argumento de que cada 5 años destruyen la documentación.

Investigaciones de Primer Sistema de Noticias han revelado que la autorización del uso de suelo para este fraccionamiento fue otorgada durante la administración municipal de Jorge Hank, cómplice del gobernador Francisco Vega y a quien por consiguiente no van a fincar responsabilidad alguna.

Providencialmente, el director de Administración Urbana fue el arquitecto David Navarro Herrera, quien falleció en 2013 pero esto lejos de desvanecer las responsabilidades, las mantiene ya que hay otros funcionarios corresponsables  y desde luego, los empresarios que construyeron sobre un terreno que no soportó las primeras lluvias.

Y como en otras colonias donde se registran  hundimientos, el gobierno municipal no ha querido ni podido actuar, pasmado por la incapacidad de un alcalde como Juan Manuel Gastélum que no acierta a saber qué hacer en este y otros casos.

Casos como los de Valle Sur 2, Camino Verde, Sánchez Taboada División del Norte, Manuel Paredes y muchos más, han evidenciado el alto grado de corrupción de los gobiernos pero también la insensibilidad social de los mismos pues en ningún caso le han sabido dar respuesta a las familias damnificadas. Solo a los residentes de Laderas de Monterrey, entre quienes se encontraba el ex gobernador Alejandro Gonzalez Alcocer, los hospedaron hasta en el Grand Hotel con todas las facilidades.

No se ha descartado que en el caso de las casas colapsadas en Valle Sur 2, al igual que en otros casos como los de Camino Verde o Laderas de Monterrey, la Comisión Estatal de Servicios Públicos esté involucrada  pero esta paraestatal a cargo de Miguel Lemus Zendejas  se niega a aceptar su responsabilidad pues hacerlo implicaría abrirle la puerta a millonarias reparaciones de daños en varias colonias de Tijuana.

Este ejemplo debe dolernos porque el próximo desplome de casas podría ser el de su fraccionamiento o donde viven sus hijos y en este y otros casos, Tijuana paga la penitencia por haber dejado entrar a estos rufianes al poder. 

 

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la Noticia

Arriba