Primera dama y presidente de Ucrania posan para Vogue en plena guerra

La serie de fotografías y declaraciones surgen en medio de los contínuos enfrentamientos que se registran tras la invasión rusa.

La primera dama de Ucrania, Olena Zelenska, y su esposo, el presidente de ese país, Volodimir Zelenski, posaron para la conocida revista Vogue, donde además realizaron una serie de declaraciones mientras la nación continúa en una guerra que lleva seis meses tras la invasión de agentes enviados por Rusia.

Aunque en la portada de la revista Vogue aparece la primera dama de Ucrania como quien protagoniza la publicación, el mandatario Ucrania también es visto en fotos, donde la pareja presidencial aparece tomada de sus manos y luego abrazándose, mirando a la cámara mientras el territorio sigue en conflicto con Rusia tras más de seis meses.

Annie Leibovitz
- Publicidad-

En entrevista con Vogue, Zelenska, quien alguna vez se dedicó a escribir comedia, afirmó que “estos han sido los meses más horribles de mi vida, y de la vida de todos los ucranianos”.

Zelenska también es captada posando con un abrigo, en un aparente escenario del conflicto bélico, rodeada de agentes ucranianos, quienes han tenido que hacer frente a una batalla donde, en algunos sectores, se han reportado muertes de militares y civiles de la nación europea.

Annie Leibovitz

“Francamente, no creo que nadie sea consciente de cómo lo hemos manejado emocionalmente”, dice a Vogue entre páginas acompañadas de fotos de ella solo y junto con su esposo.

- Publicidad -

Zelenska y Zelenski protagonizan la entrevista con una serie de imágenes con una producción muy distinta a las que muchas veces se puede ver en las agencias de noticias que siguen la situación en Ucrania.

La entrevista es realizada por Rachel Donaldio, con fotos de Annie Leibovitz, donde se relata el viaje que tuvieron que hacer desde Polonia hacia territorio ucraniano por tierra, debido a cierre del espacio aéreo tras la invasión rusa.

- Publicidad -

En sus declaraciones, la primera dama ucraniana también afirmó como ha tenido que soportar el conflicto, donde incluso, por los riesgos que le reportaron para ella y su familia, afirmó que “no puedo tomármelo muy en serio, porque me volvería paranoica”.

“Las primeras semanas tras el estallido de la guerra estábamos conmocionados (…) Después de Bucha comprendimos que era una guerra destinada a exterminarnos a todos. Una guerra de exterminio”, dijo a Vogue.

Con información de Milenio Noticias.