Primero la honestidad y luego los triunfos electorales

En su primera participación en una elección estatal, el partido Morena se consolidó como la tercera fuerza política en Baja California, con regidores en los cinco los ayuntamientos y diputados al Congreso del Estado.

Tenemos la satisfacción de haber participado en las elecciones del domingo 5 de junio realizando una campaña limpia, honorable, sin caer en la tentación de la guerra sucia.

A diferencia del PRI y el PAN, Morena no compró votos ni repartió despensas ni acarreó votantes.

Nuestros candidatos cumplieron con la promesa que hicieron al partido de promover el voto casa por casa en vez de realizar campañas ostentosas.

En primer lugar, porque el dinero de los partidos en realidad es dinero de los contribuyentes y en segundo, porque las condiciones económicas del país no están para desplilfarros.

Yo quiero felicitar a las mujeres y hombres que nos representaron como aspirantes a un puesto de elección popular. Para la mayoría de ellos era su primera participación política.

Quiero decirles que hicieron un papel muy digno y aunque no todos fueron electos para un cargo público si ganaron mucho para la causa de Morena que es la transformación de México.

La torpeza y mala fe de algunos políticos deshonestos y funcionarios públicos corruptos empañó al proceso electoral. Por ese motivo, fue necesario hacer un recuento de los votos y en algunos casos se hará necesario recurrir a los tribunales para dirimir las controversias.

Fue evidente que el gobernador del estado y los presidentes municipales se involucraron indebidamente en el proceso, no solamente imponiendo candidatos sino también utilizando recursos públicos en las campañas del PRI y del PAN.

De buena fuente sabemos que también hubo dinero sucio de la prostitución y el vicio para favorecer a los partidos grandes y uno que otro candidato independiente.

¡Es una lástima! La ciudadanía no se merecía un trato así.

¿De qué sirve seguir financiando con miles de millones de pesos de nuestros impuestos a un sistema electoral fallido?

Tal vez un día México sea gobernado por alguien que sea capaz de entender que primero es la honestidad y después los triunfos electorales.

En Morena creemos que eso es posible, pero para lograrlo necesitamos la concurrencia de mayor parte de la población.

El día que predominen los votos honestos sobre los votos comprados México será un país más digno.

 

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la Noticia

Arriba