Recomiendan tener atención especial a padecimientos diarreicos

Tijuana -A fin de evitar infecciones gastrointestinales como diarrea, deshidratación y tifoidea, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó hervir el agua y lavar periódicamente utensilios, porta garrafones y cualquier artículo que se utilice para almacenarla.

Al respecto, la doctora Sandra Isabel Esparza, directora de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 35 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, indicó que gracias a los resultados positivos de las campañas de prevención, se ha logrado reducir significativamente los decesos infantiles por deshidratación. Sin embargo, no es momento de bajar la guardia.

Las infecciones gastrointestinales son factor de riesgo en muerte infantil, muchas de ellas provocadas por el consumo de agua contaminada por bacterias, parásitos y virus.

Por eso recomendó que ante cualquier duda de la potabilidad del agua para consumo humano, se hierva para evitar riesgos. La higiene y el manejo adecuado del vital líquido, resultan preponderantes para prevenir enfermedades gastrointestinales, sobre todo en menores de edad y adultos mayores, aun cuando el riesgo es para toda la familia.

La doctora Esparza destacó que los niños son los más vulnerables a sufrir estos padecimientos, por lo que es de fundamental acudir con el médico familiar ante los primeros síntomas de cualquier cuadro diarreico o vómito. Añadió que los padres de familia deben estar alertas cuando sus hijos presentan dos o más evacuaciones consecutivas y suministrarles de inmediato Vida Suero Oral, para luego llevarlos al médico.

Además, se debe suspender la ingesta de leche mientras se traslada al menor al servicio de urgencias, porque es importante mantenerlo hidratado en tanto se evalúa el caso y se determina el tratamiento adecuado.

Es importante recordar, puntualizó la directora de la UMF 35, lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño; procurar no comer en puestos callejeros, desinfectar las frutas y verduras que se comen crudas para evitar cualquier riesgo de padecimientos estomacales.

Al referirse de las condiciones climáticas de la zona, recordó, que se deben extremar precauciones no sólo en el organismo, sino en las infecciones dermatológicas por la exposición excesiva a los rayos del sol o en caso contrario a las bajas temperaturas que también provocan deshidratación en la piel.