Ciencia y Tecnólogía

Un solo refresco al día podría aumentar el riesgo de cáncer, según estudio

Los investigadores elogian los hallazgos "sorprendentes" sobre el refresco después de analizar más de 3,000 casos diferente.

refresco
Stephanie Phillips/Getty Images

Las personas que consumen regularmente al menos un refresco al día, sin importar el tamaño de su cintura, podrían estar en mayor riesgo de cáncer, según un nuevo estudio.

Investigadores del Consejo de Cáncer Victoria y la Universidad de Melbourne estudiaron a más de 35,000 australianos que desarrollaron 3,283 casos de cánceres relacionados con la obesidad.

Publicado el jueves, el estudio encontró una asociación positiva entre el consumo de refrescos y el riesgo de cáncer, independientemente de la obesidad, después de ajustar estadísticamente la circunferencia de la cintura.

Los autores dicen que los resultados justifican la necesidad de minimizar la ingesta de refrescos endulzados con azúcar.

“Inicialmente, nuestra hipótesis era que beber refrescos causaría obesidad, lo que provocaría una asociación con cánceres relacionados con la obesidad, pero descubrimos que había más allá del efecto de la obesidad”, dijo la investigadora principal, la profesora asociada Allison Hodge del Cancer Council Victoria’s división de epidemiología e inteligencia.

“Estos cánceres en particular se asocian comúnmente con la obesidad, sin embargo, nuestra investigación encontró que este riesgo existe para todos los participantes, sin importar su tamaño”.

Según la investigación, que se llevó a cabo a través del Melbourne Collaborative Cohort Study, mientras más bebían los refrescos azucarados, mayor era el riesgo de cáncer.

Este no fue el caso para aquellos que bebieron refrescos dietéticos, sugiriendo que el azúcar podría ser la clave, dijo Hodge, agregando que los hallazgos “sorprendentes” justificaron más investigaciones.

“Definitivamente nos gustaría ver confirmados estos hallazgos en otros estudios y luego también entender algo sobre el mecanismo y si el azúcar podría ser el motor de esta asociación”, dijo.

El director ejecutivo de Cancer Council Victoria, Todd Harper, dijo que esta nueva investigación proporcionó otra razón para que los australianos cambien al agua.

“Las bebidas azucaradas, incluidas las bebidas gaseosas, ya son una de las causas de la obesidad, lo que aumenta en gran medida el riesgo de 13 tipos de cáncer”, dijo Harper. “Y el cáncer es solo una de las muchas afecciones crónicas asociadas con el consumo de refresco, incluido un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y caries dentales”.

Con información de The Guardian

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba