Señalan a aerolínea por negligencia tras fallecimiento de pasajero

Relataron que al pasajero no se le permitió abordar con su tanque de oxígeno y que no le entregaron el que le habían prometido para el viaje.

TIJUANA, Baja California.- El señor José Francisco Ramírez, de 63 años, falleció de un paro cardiorrespiratorio durante el vuelo Y4 428 de Volaris, que cubría la ruta entre Tijuana y Guadalajara, el 11 de junio de 2024. La viuda, María Guadalupe Ramírez, relató que a su esposo no se le permitió abordar con su tanque de oxígeno y que no le entregaron el que le habían prometido para el viaje.

Durante el vuelo, el señor Ramírez sufrió convulsiones y, aunque una joven pasajera que era pasante de medicina intentó reanimarlo, él falleció en el pasillo del avión, siendo levantado al llegar a Guadalajara.

El abogado de la familia, Leonardo Abarca Jiménez, destacó que no hay ninguna ley que prohíba llevar un tanque de oxígeno en la cabina, haciendo aún más cuestionable la negativa de la aerolínea, ya que el tanque viajó en el área de equipaje. Además, mencionó que el piloto debió aterrizar en el aeropuerto más cercano cuando comenzaron las convulsiones y que la jefa de sobrecargos solo había dormido 30 minutos antes del vuelo.

La familia busca que Volaris asuma la responsabilidad por las presuntas fallas en el protocolo durante el vuelo Y4 428, que despegó de Tijuana hacia Guadalajara.

Con información de Esquina 32