Suspende EU solicitudes de asilo por CBP ONE en Laredo, Texas

Laredo, Texas.- La administración del presidente Joe Biden ha dejado de aceptar citas a través de aplicaciones móviles para admitir a solicitantes de asilo en un cruce fronterizo de Texas, después de que defensores advirtieran a las autoridades estadounidenses de que los migrantes estaban siendo objeto de extorsión allí.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos no dio explicaciones sobre su decisión de dejar de programar nuevas citas a través de la aplicación CBP One para el cruce de Laredo, Texas.

- Publicidad-

Varios solicitantes de asilo dijeron que funcionarios mexicanos en Nuevo Laredo, al otro lado de la frontera de Laredo, Texas, los habían amenazado con retenerlos y hacer que perdieran sus citas programadas de asilo a menos que les pagaran.

Los grupos humanitarios de Laredo afirman que recientemente habían advertido a la CBP de los problemas y de que ciertos grupos estaban controlando el acceso al cruce internacional en el lado mexicano.

Los defensores de los migrantes dicen que la situación en Nuevo Laredo, que está plagado de luchas entre cárteles y otros problemas, pone en duda el argumento de la administración de que México es un lugar seguro para el número récord de personas que huyen de la violencia en América Central y otros lugares.

- Publicidad -

Rafael Álvarez, de 29 años, que huyó de Venezuela, dijo que tras aterrizar en Nuevo Laredo a principios de junio, las autoridades de inmigración mexicanas del aeropuerto le confiscaron sus documentos de viaje, incluida una copia impresa del correo electrónico que confirmaba su cita con CBP One, y le exigieron que pagara mil pesos mexicanos, unos 57 dólares. Fue retenido junto con otros migrantes.

“Nos decían a escondidas: ‘Van a meter el dinero en este sobre y nos lo pasan’”, relató Álvarez, recordando lo que los funcionarios le dijeron a él y a otros migrantes.

- Publicidad -

Los funcionarios, dijo, los amenazaron con retenerles para que cancelaran sus citas. Álvarez, cuya cita era al día siguiente, dijo que se negó a pagar y finalmente fue liberado, pero cinco rusos que estaban retenidos con él pagaron un total de mil pesos, unos 290 dólares.

En un principio se les pidió que pagaran el doble de esa cantidad, pero dijeron a los funcionarios que no disponían de tanto dinero.

Álvarez dijo que otros amigos venezolanos que volaron a Nuevo Laredo a finales de mayo también pagaron para que les devolvieran sus documentos.

Miles de solicitantes de asilo están atrapados en las ciudades fronterizas mexicanas, esperando poder conseguir una cita para solicitar refugio en Estados Unidos tras haber sido bloqueados durante la pandemia de Covid-19 por una restricción de salud pública denominada Título 42 que se levantó el mes pasado.

Aunque el gobierno abrió algunas nuevas vías para la inmigración, el destino de muchas personas queda en gran medida en manos de la aplicación CBP One que se utiliza para concertar una cita en un puerto de entrada.

El gobierno dijo que continuaría abriendo mil 250 citas diarias mediante la reasignación de las plazas de Laredo a los otros siete cruces a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Se comprometió a respetar las citas en línea emitidas para el cruce de Laredo antes del cambio del 3 de junio. El gobierno programa las citas con dos semanas de antelación.

Extorsionan a migrantes
Rebecca Solloa de Catholic Charities en Laredo dijo que su organización y otras se reunieron con funcionarios de CBP en persona y en Zoom para advertirles que los migrantes les han dicho que grupos en Nuevo Laredo controlan el puente y extorsionan a los migrantes allí, pero no sabía quiénes son.

Ella dijo que CBP “obviamente recibió algún tipo de inteligencia, o descripciones, o información de los migrantes que vienen a través de (sobre) lo que les ha sucedido”.

“Estoy un poco contenta de que lo hicieran”, dijo, añadiendo que las acciones del gobierno podrían haber llegado porque “esto está sucediendo demasiado aquí en esta frontera”.

No estaba claro si el problema se limita a Nuevo Laredo y, en caso afirmativo, por qué.

Narsher Núñez, de 29 años, voló a Nuevo Laredo a principios de junio con su hijo de 6 meses, su marido y su sobrino adulto después de conseguir una cita en Ciudad de México a través de la aplicación. Dijo que ella y su familia fueron extorsionados en el aeropuerto.

La mujer venezolana dijo que los funcionarios mexicanos les quitaron sus documentos y les exigieron pagar mil 500 pesos, u 86 dólares, para recuperarlos. Los retuvieron durante horas junto a un grupo de inmigrantes chinos. Su marido dijo que un funcionario les dijo: “Si tengo buen corazón, los enviaré a Guatemala. Pero si me pillan de mal humor, los enviaré a Venezuela”.

Finalmente pagaron y fueron liberados, dijo. Al día siguiente, Núñez y su familia acudieron a su cita y fueron admitidos en Estados Unidos.

“A todos los inmigrantes que pillaron allí nos quitaron dinero”, dijo Núñez, que por ahora se aloja con su familia en un albergue de Laredo.

El periódico también obtuvo documentos del gobierno a través de una solicitud de libertad de información que mostraban que la agencia había abierto 119 investigaciones contra agentes entre 2017 y 2023 por mala conducta.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo en un correo electrónico que CBP One ha sido fundamental en la creación de un sistema más eficiente y ordenado en la frontera “al tiempo que elimina a los contrabandistas sin escrúpulos que se aprovechan de los migrantes vulnerables”.

Con información del portal El Universal.

https://www.eluniversal.com.mx/mundo/eu-suspende-citas-de-asilo-por-aplicacion-cbp-one-en-paso-fronterizo-de-texas-tras-denuncias-de-extorsion/