Tras prohibición de viajes, declina interés por viajar a EU

Tamaño

A A A

NUEVA YORK ⎯ El efecto fue inmediato: Luego de la orden ejecutiva del presidente Donald Trump el 27 de enero que prohibía temporalmente la entrada de personas de siete países predominantemente musulmanes, la demanda de viajes hacia Estados Unidos cayó en picada, según datos de varias compañías de viajes y firmas de investigación.

Un mes después, con la prohibición levantada temporalmente, la demanda se recuperó ligeramente pero seguía siendo baja.

Tras la imposición de la prohibición de viajes, la aplicación de predicción de tarifas aéreas Hopper analizó 303 millones de búsquedas de vuelos realizadas entre el 26 de enero y el 1º de febrero y encontró que la demanda de 122 países para vuelos a Estados Unidos descendió 17 por ciento tras la prohibición en comparación con las primeras tres semanas de enero.

La demanda siguió bajando en más del 10 por ciento hasta el 22 de febrero, en comparación con el mismo periodo, dijo el científico de datos en jefe de Hopper, Patrick Surry.

El sitio de viajes en línea Cheapflights.com también vio un descenso en las búsquedas internacionales de vuelos con destino a Estados Unidos después de la prohibición. Las búsquedas descendieron 38 por ciento del 27 al 29 de enero comparado con el fin de semana anterior, y un 15 por ciento del 16 al 21 de febrero, comparado con el volumen promedio en enero, dijo Emily Fisher, vocera de la compañía.

“Este descenso en búsquedas fue más notable en los días posteriores a que se promulgara la prohibición”, dijo, “pero, al menos por ahora, hay signos de un cambio”.

Además, el motor de búsquedas de viajes sueco Flygresor.se analizó 2.5 millones de búsquedas de vuelos en su sitio web y su aplicación el fin de semana siguiente al anuncio de la prohibición, y encontró que las búsquedas para Estados Unidos habían descendido en 47 por ciento, en comparación con el mismo periodo el año anterior. Para el 26 de febrero, las búsquedas de vuelo seguían un 21 por ciento abajo.

Las reservaciones para Estados Unidos también declinaron tras la prohibición, según ForwardKeys, una compañía de investigación de viajes en Valencia, España. La empresa analizó 16 millones de reservaciones de vuelos por día entre el 28 de enero y el 4 de febrero y encontró que las reservaciones internacionales hacia Estados Unidos descendieron 6.5 por ciento comparado con el mismo periodo el año pasado.

Algunas compañías de viajes también vieron un descenso en las solicitudes y reservaciones para viajes a Estados Unidos.

Responsable Travel, una operadora de tours con sede en Brighton, Inglaterra, dijo que vio un descenso del 22 por ciento en las preguntas sobre viajes a Estados Unidos. En comparación, la actividad general de la compañía aumentó 30 por ciento este año, en comparación con el mismo periodo de 2016, dijo su director ejecutivo, Justin Francis.

“Antes de la prohibición, Estados Unidos era uno de nuestros destinos de mejor venta, pero nuestros clientes ahora están eligiendo viajar a otros países”, dijo Francis.

Del 27 de enero al 16 de febrero, la operadora de tours Intrepid Travel vio un descenso del 21 por ciento en las ventas de viajes a Estados Unidos por parte de los viajeros en Australia, y una disminución del 30 por ciento por parte de los de Gran Bretaña. Esto contrasta marcadamente con principios de enero, cuando la compañía vio cifras de reservaciones récord de viajeros en estos países, dijo el director para Norteamérica de Intrepid, Leigh Barnes.

Dejando de lado la demanda a corto plazo más débil, analistas de viajes dicen que la prohibición también tiene el potencial de perjudicar a la lucrativa industria turística del país en los próximos años. Las estadísticas ofrecidas por la Oficina de Análisis Económico, parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos, muestran que la producción relacionada con el turismo en Estados Unidos fue de 1.56 billones de dólares en 2015; el turismo creó 7.6 millones de empleos en Estados Unidos en el mismo año.

Según Adam Sacks, presidente de Tourism Economics, parte de Oxford Economics, una firma de investigación, la orden ejecutiva de Trump es parte de una plataforma política más amplia con la retórica de “Estados Unidos primero” que está creando antipatía internacional hacia Estados Unidos y ya está afectando al comportamiento de los viajeros.

En febrero, su grupo realizó un estudio de viajes al Condado de Los Ángeles y encontró que podía sufrir una potencial pérdida a tres años de 800,000 visitantes internacionales como resultado directo de la prohibición, lo cual representaría 736 millones de dólares en gasto turístico.

“No se requiere mucha incertidumbre o sentimiento adverso para afectar las decisiones de viaje”, dijo Sacks.

El director iraní Asghar Farhadi, cuya película “The Salesman” ganó el Premio de la Academia para la mejor cinta extranjera, boicoteó la ceremonia debido a la prohibición de viajes. Analistas de viajes dicen que boicots similares pudieran suceder a una escala más grande.

Rummy Pandit, director ejecutivo del Instituto Lloyd D. Levenson de Deportes, Hospitalidad y Turismo en la Universidad Stockton en Nueva Jersey, dijo que era irrelevante que la prohibición hubiera sido levantada temporalmente. “Ahora existe la percepción de que Estados Unidos es un lugar de inestabilidad”, dijo, “y esa visión tendrá impacto en las visitas a este país”.

Más allá de perjudicar a la industria de los viajes, la prohibición pudiera tener implicaciones negativas para la economía estadounidense general, dijo Gregory Daco, un economista de Oxford Economics.

Shivani Vora
© 2017 New York Times News Service

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la Noticia

Arriba