New York Times

Trump se queda sin celebridades

© 2016 New York Times News Service

Una cosa para la que Donald Trump debería de ser bueno es organizar una convención llena de celebridades, ¿no cree usted?

¿No lo cree?

Es prácticamente lo único que le podríamos atribuir. Él nunca ha estado en el gobierno. Su carrera en los negocios está formada por una serie de casinos en bancarrota, cuentas sin pagar a empresas pequeñas, una zalamera “universidad” y una cancha de golf en Escocia más bien en problemas. Pero Trump siempre ha sido de los que saben embarrarle a todo una generosa porción de oropel.

“Es muy importante darle un toque de espectáculo a la convención, de otro modo, la gente se nos duerme”, declaró a The Washington Post.

Ya se dio a conocer la lista de celebridades y en ella encontramos a la golfista profesional Natalie Gulbis, que ocupa el lugar 484 en la clasificación mundial de mujeres, y a Dana White, que dirige una gran organización de artes marciales mixtas. También está Antonio Sabato Jr., ex modelo de ropa interior convertido en invitado frecuente a los “reality shows”. Y, por supuesto, un montón de familiares de Trump.

Trump había anunciado que organizaría una “velada de triunfadores”, con simpatizantes como el mariscal de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady. Este, empero, se apresuró a advertir que no iría. (Pese a tener mucho tiempo disponible, dado que le fue prohibido jugar en la primera mitad de la próxima temporada.) Trump hizo un anuncio similar respecto del mariscal de los Acereros, con idénticos resultados.

También va a estar ausente Tim Tebow, ex estrella del deporte universitario convertido en jugador profesional fallido y ahora dedicado a la oratoria motivacional. La campaña de Trump aseguró que estaría en el programa, pero después Tebow, que maneja una fundación filantrópica, publicó un video en Instagram en el que lamenta que haya tantos “rumores”.

Por supuesto, a nadie realmente le importa que no vaya a haber mariscales de campo en la convención republicana. Pero si Trump no puede negociar algunas diversiones baratas, ¿qué le hace pensar a todo el mundo que podría negociar un acuerdo comercial con China?

Y por cierto, si usted tenía curiosidad por saber por qué Sarah Palin no va a ir a la convención, la respuesta es sencilla. El presunto candidato republicano a la presidencia afirma que es porque Alaska está muy lejos de Cleveland.

Lo juro por Dios. “Se lo pidieron. Es un poco difícil por donde está ella. Nosotros adoramos a Sarah. Pero es un poco difícil porque, ya sabe, está muy, muy lejos”, declaró Trump esta semana a The Washington Examiner.

Decir cosas inventadas es el oficio de Trump. Muchos de sus admiradores defienden sus locas declaraciones sobre los musulmanes, el muro de México y las guerras comerciales haciendo un gesto

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter
Arriba