Ubica Procuraduría de Justicia a “bajadores” del cártel de los Arellano

Tamaño

A A A

Son responsables al igual que otros delincuentes de la ola de violencia en Tijuana, pero estos tienen algo especial: son vividores, bajadores.

Traicionan a sus clientes, los “ponen”, los entregan a la justicia para su beneficio propio y les roban la droga.

Los citan en lugares para hacer alguna compra venta tan solo para que autoridades estatales lleguen a bajarlos para después repartirse el dinero.

Pablo Edwin Huerta Nuño “El Flako”, unos de los tantos jefes del cartel Arellano Felix, exhibicionista, quizá su único error es que se rodea de viciosos y fanfarrones y rajadores que le juran lealtad pero lo traicionan.

Kevin Bryan Garmiño, hermano del “Karateca” detenido a principios de año en Mexicali, dos veces a punto de ser asesinado, una vez es Santa Fe y otra en un bar llamado “Zka” por pedir droga fiada y no pagar e inventarse un operativo.

Juan Manuel Gil Garcia “El Kado” compadre de “El Flako” uno de los muchos jefes del CAF, se dice hijo de un empresario de Tecate, aunque lo suyo en verdad son los cobros de piso, las extorsiones y el narcomenudeo.

Moisés Esparza Alvarez “El Brujo” recientemente detenido con armas y casi un kilo de cristal, ademas hace poco libró un atentado por el robo de una droga, en donde fue asesinado su ecolta antes de llegar a su casa.

Daniel Martinez “El Mentiras” o “El Dominic”, sus cercanos lo describen “fanfarrón, mentiroso y bajador”, familiar cercano del ex jefe de Regulación municipal en Tijuana, José Olivas Heredia y de los secuestradores y bajadores “El Gordo Villarreal” y “El Nalgón”.

Miguel Comando, músico y cantante de narcocorridos dedicados al Cártel Arellano Félix, además ligado al narcomenudeo.

Este grupo aparece como el de los presuntos responsables por los bajes de droga y de muchas de las muertes en las calles de Tijuana, por lo regular roban o ponen a sus victimas para después irse de la ciudad o de esconderse en sus casas.

Salen eventualmente a bares como el Tribeca o El Alebrije, donde les gusta llamar la atención a tal forma que cuando uno de ellos va al baño se hacen acompañar por invitados adictos al cristal o la mezcla de cocaína con cristal la cual tiñen con pintura para repostería para que adquiera un color rosa.

Las últimas noticias de hoy directo en tu WhatsApp. Guarda el número 664-731-8702 en tus contactos, envía un mensaje con la palabra "LISTO" y mantente informado con la información más importante.

Siguenos en Facebook y Twitter

Comenta la Noticia

Arriba