Internacional

Reportan una erupción en el Monte Agung de Balí

El volcán de Balí cobró vida con una serie de erupciones que interrumpieron temporalmente los vuelos internacionales al destino turístico

balí
Captura de pantalla /LiveLeak

Una segunda erupción en menos de una semana del volcán Monte Agung en Balí ha intensificado la vigilancia de una explosión más seria.

El volcán retumbó en la vida con una serie de erupciones que interrumpieron temporalmente algunos vuelos internacionales al popular destino turístico de la isla indonesia.

El Monte Agung entró en erupción el sábado por la noche y tres veces la madrugada del domingo, encendiendo su cono con un resplandor naranja y enviando cenizas a 4.000 metros de la atmósfera. Las nubes de ceniza se han estado moviendo hacia la vecina isla de Lombok, una dirección que está lejos del aeropuerto de Balí, donde casi todos los vuelos nacionales e internacionales programados continuaron el domingo.

Una zona de exclusión que se extiende hasta 7.5km desde el cráter permanece en su lugar, luego de la evacuación de más de 185,000 personas después de una erupción en septiembre, y las autoridades han advertido a todos los que permanecen dentro de ella que abandonen el área. Según los informes, entre 25,000 y 30,000 personas aún no pueden regresar a sus hogares.

Hubo algún efecto en los vuelos de aerolíneas como Virgin Australia, Qantas, KLM y Jetstar se vieron afectados, aunque muchos continuaron sus servicios o los reanudaron después de una pausa. Se aconsejó a los viajeros que verifiquen con su proveedor.

El Monte Agung entró en erupción el martes, formando una nube de 700 millones de cenizas, que según las autoridades fue “impulsada por el vapor”.

El sábado, la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres de Indonesia dijo que la columna de cenizas del Monte Agung se elevó 1.500 m después de una erupción que comenzó alrededor de las 5.30 p.m. y continuó durante varias horas. Las aldeas cercanas al volcán estaban cubiertas de una fina capa de cenizas.

El portavoz de la agencia de desastres, Sutopo Purwo Nugroho, dijo que las nubes de cenizas se estaban moviendo hacia el sudoeste, lejos del aeropuerto internacional, que permanecía abierto. El estado de alerta del volcán no se ha incrementado desde el segundo nivel más alto y las autoridades dijeron que la isla se mantuvo a salvo.

La erupción de septiembre fue la primera señal de actividad del Monte Agung en más de 50 años y provocó el nivel de alerta más alto. En 1963, una gran erupción mató a unas 1.100 personas.

El volcán es el pico más alto de Balí y un popular destino de senderismo para turistas, a quienes se les advirtió que permanezcan alejados por el momento. Varias aldeas que dependen del comercio del turismo se encuentran dentro de la zona de exclusión y temen por el impacto económico en sus medios de vida.

Con información de The Guardian

Las últimas noticias de hoy síguelas en nuestra programación totalmente en vivo a través de PSN En Vivo y no te pierdas ni un segundo de lo que acontece en Baja California y el país.

Siguenos en Facebook y Twitter

Las más leídas

Arriba